DÍA MUNDIAL SIN TABACO

31 May 2018 Novedades

El 31 de mayo de cada año, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y sus entidades asociadas conmemoran el «Día Mundial Sin Tabaco».

La iniciativa es una señal de alerta a la que se suman los servicios de Cardiología (CRD), Clínica Médica (CLM), Diabetes (CID), Neonatología y Pediatría (NEO), Neurología (NSG), Oncología (ION-OSG), Otorrinolaringología (SEO) y el resto de las Unidades Funcionales que constituyen el Grupo San Gerónimo (GSG).

La celebración tiene como finalidad poner de relieve los riesgos para la salud asociados con el hábito de fumar, y respaldar a todas aquellas políticas encaminadas a reducir y eliminar el consumo de tabaco.

La conmemoración del Día Mundial Sin Tabaco 2018 coincide con una serie de iniciativas y oportunidades mundiales para combatir este vicio que tiene características de verdadera epidemia.

Millones de personas sufren de manera directa e indirecta las consecuencias del tabaquismo, un hábito capaz de provocar enfermedades, lesiones severas, sufrimiento y muerte.

Entre las iniciativas apoyadas por la OMS destinadas a terminar con el consumo de tabaco están Global Hearts y RESOLVE, cuyos objetivos son minimizar las tasas de mortalidad y mejorar la atención de las enfermedades cardiovasculares.

 

Cuidar tu corazón

El lema elegido por la OMS para el Día Mundial Sin Tabaco 2018 es «Tabaco y cardiopatías», una relación altamente perjudicial para todo el sistema cardiovascular.

La campaña «Tabaco y cardiopatías» procura generar conciencia sobre:

· La relación manifiesta entre el consumo de tabaco, las cardiopatías y otras enfermedades cardiovasculares, entre ellas el accidente cerebrovascular (ACV), que sumadas son las principales causas de muerte en todo el mundo;

· La posibilidad de generar medidas y acciones que los gobiernos y los individuos en general pueden adoptar para reducir los riesgos causados sobre la salud por el tabaquismo.

Tabaco y corazón

Este año, el Día Mundial Sin Tabaco está centrado en las secuelas del consumo de tabaco en la salud cardiovascular de las personas.

Vastos sectores de la población mundial desconocen que esta adicción es una de las principales y más suficientemente conocidas causas de las enfermedades cardiovasculares, con elevadas tasas de morbimortalidad.

El tabaquismo es la segunda causa de enfermedades cardiovasculares luego de la hipertensión arterial, y al mismo tiempo suele ser uno de los factores que la provocan.

Fumar es un importante factor de riesgo de padecer cardiopatías coronarias, accidentes cerebrovasculares y vasculopatías periféricas.

Las enfermedades cardiovasculares son la principal causa de muerte en todo el mundo; el consumo de tabaco, y la exposición al humo de quienes no fuman, producen cerca del 12% de las defunciones por cardiopatías.

La epidemia global este vicio causa más de 7 millones de muertes por año, 900 mil de las cuales corresponden a personas no fumadoras expuestas al humo de tabaco fumado por otros.

 

Cerca del 80% de los más de 1.000 millones de fumadores que se estima hay en el mundo viven en países con ingresos medianos y bajos que acusan la mayor carga de enfermedades relacionadas con este vicio.

Objetivos de la campaña del Día Mundial Sin Tabaco 2018

Las metas de la OMS para 2018 son:

· Destacar la relación entre el consumo de tabaco con las cardiopatías y otras enfermedades cardiovasculares.

· Promover la toma de conciencia de la población en general sobre las consecuencias sobre la salud cardiovascular del consumo de tabaco y la exposición pasiva al humo.

· Suministrar a los gobiernos y a los individuos en general la posibilidad de comprometerse para promover la protección de las personas del consumo de de tabaco.

· Respaldar políticas públicas para reforzar la aplicación de las medidas MPOWER de lucha contra el tabaco que figuran en el CMCT de la OMS.

Desde el Grupo San Gerónimo

Nuestro compromiso de brindar calidez médica y calidad humana implica también crear conciencia y difundir el máximo de información sobre un hábito aún extensamente difundido que provoca graves daños para la salud individual y comunitaria, y que supone enormes erogaciones económicas en todos los ámbitos, además de dejar secuelas que comprometen la calidad de vida de todos.

Erradicar el tabaquismo es una misión ardua, a un plazo ineludiblemente largo, y que afecta intereses económicos poderosos, en muchos casos complejos, como la supervivencia de poblaciones que dependen de modo casi absoluto de los cultivos.

Desde el Grupo San Gerónimo y sus unidades funcionales asociadas bregamos para que esta lucha se convierta, desde la salud pública, en una negociación serena y responsable que provoque el mínimo de perjuicios para todos los sectores afectados.

 

La salud de buena parte de la humanidad es la que está en juego.

 

Search

+