¿Qué es una arritmia?


Las arritmias son problemas de la frecuencia cardíaca o del ritmo de los latidos del corazón. Durante una arritmia el corazón puede latir demasiado rápido, demasiado despacio o de manera irregular.
Los latidos demasiado rápidos se llaman taquicardia. Los latidos demasiado lentos se llaman bradicardia.
La mayoría de las arritmias son inofensivas, pero algunas pueden ser graves e incluso poner en peligro la vida. Durante una arritmia es posible que el corazón no pueda bombear suficiente sangre al resto del cuerpo. La falta de circulación de la sangre puede causar daños en el cerebro, el corazón y otros órganos.

Cómo funciona el sistema eléctrico del corazón
Para entender las arritmias es bueno entender el sistema eléctrico interno del corazón. Este sistema controla la frecuencia y el ritmo de los latidos. Con cada latido, un impulso eléctrico se extiende desde la parte superior hasta la parte inferior del corazón. A medida que el impulso se traslada, hace que el corazón se contraiga y bombee sangre.
Cada impulso eléctrico se origina en un grupo de células llamado nódulo sinusal o nódulo sinoauricular. El nódulo sinusal se encuentra en la aurícula derecha, que es la cavidad superior derecha del corazón. En el corazón de un adulto sano en reposo, el nódulo sinusal envía un impulso eléctrico para iniciar un nuevo latido entre 60 y 100 veces por minuto.
Del nódulo sinusal, el impulso eléctrico se desplaza por vías especiales en las aurículas derecha e izquierda. Esto hace que las aurículas se contraigan y bombeen sangre hacia las dos cavidades inferiores del corazón, que son los ventrículos.
El impulso eléctrico luego pasa a un grupo de células llamado nódulo auriculoventricular, situado entre las aurículas y los ventrículos. Allí se vuelve un poco más lento, para permitir que los ventrículos terminen de llenarse de sangre.
A continuación, el impulso eléctrico sale del nódulo auriculoventricular y se desplaza por un grupo de fibras llamado el haz de His. Éste se divide en una rama derecha y una rama izquierda. El impulso desciende por estas ramas a los ventrículos y los hace contraerse y bombear sangre a los pulmones y al resto del cuerpo.
Luego los ventrículos se relajan y un nuevo latido comienza en el nódulo sinusal. (Si desea obtener más información sobre el sistema eléctrico del corazón y observar secuencias animadas detalladas sobre el tema, consulte el artículo "How the Heart Works" [en inglés solamente] del sitio Temas de Salud del Instituto Nacional del Corazón, los Pulmones y la Sangre [NHLBI, por sus siglas en inglés]).
La presencia de un problema en alguna de las partes de este proceso puede causar una arritmia. Por ejemplo, en la fibrilación auricular, que es un tipo común de arritmia, los impulsos eléctricos se desplazan por las aurículas de manera rápida y desorganizada. Cuando esto sucede, las aurículas vibran en vez de contraerse.

Perspectivas Hay muchos tipos de arritmia. La mayoría de las arritmias son inofensivas, pero algunas no lo son. Las perspectivas a que se enfrenta una persona con arritmia dependen del tipo y la gravedad de la arritmia.
Incluso las arritmias graves se pueden tratar a menudo con éxito. La mayoría de las personas que sufren arritmias pueden llevar una vida sana y normal.
Tipos de arritmia
Los cuatro tipos principales de arritmia son: extrasístoles, arritmias supraventriculares, arritmias ventriculares y bradiarritmias.

Extrasístoles
Las extrasístoles son el tipo más común de arritmia. La mayoría de las veces son inofensivas y casi nunca causan síntomas.
Cuando hay síntomas, por lo general éstos se manifiestan como aleteos en el pecho o como una sensación de haberse saltado un latido. En la mayoría de los casos las extrasístoles no requieren tratamiento, especialmente en personas sanas.
Las extrasístoles que ocurren en las aurículas (las cavidades superiores del corazón) se llaman extrasístoles auriculares. Las que ocurren en los ventrículos (las cavidades inferiores del corazón) se llaman extrasístoles ventriculares.
Casi siempre las extrasístoles ocurren espontáneamente. Sin embargo, ciertas enfermedades del corazón pueden causar extrasístoles. También pueden presentarse extrasístoles debido al estrés, a demasiado ejercicio o al exceso de cafeína o nicotina.

Arritmias supraventriculares
Las arritmias supraventriculares son taquicardias (frecuencias cardíacas rápidas) que comienzan en las aurículas o en el nódulo auriculoventricular. El nódulo auriculoventricular es un grupo de células situado entre las aurículas y los ventrículos.
Entre las arritmias supraventriculares se cuentan la fibrilación auricularexternal link icon, el aleteo auricular, la taquicardia supraventricular paroxística y el síndrome de Wolff-Parkinson-White.

Fibrilación auricular
La fibrilación auricular es el tipo más frecuente de arritmia grave. Es una contracción muy rápida e irregular de las aurículas.
En la fibrilación auricular, el impulso eléctrico del corazón no comienza en el nódulo sinusal, sino en otra parte de la aurícula o en las venas pulmonares cercanas.
Los impulsos no se desplazan normalmente. Pueden diseminarse por las aurículas de manera rápida y desorganizada. Esto hace que las paredes de las aurículas vibren (es decir, fibrilen) muy rápido en vez de latir normalmente. Como resultado, las aurículas no pueden bombear sangre a los ventrículos de la manera adecuada.
La siguiente secuencia animada muestra qué sucede durante la fibrilación auricular. Pulse en el botón "Iniciar" para verla. Cada ilustración está acompañada de explicaciones escritas y verbales. Use los botones de la esquina inferior derecha para hacer una pausa, reanudar o volver a ver la secuencia desde el principio, o use la barra de desplazamiento que se encuentra debajo de los botones para pasar de una imagen a otra.